Un perro caminó 27 Km para volver a su antigua casa

La familia de Boy lo dió por perdido y luego se sorprendieron al enterarse que el perro había caminado desde Palermo hasta Temperley para volver a donde vivía su humana, quién murió en 2017.

Cuando la humana de Boy murió, su hija Elizabeth fue la encargada de cuidarlo, por lo que se lo llevó desde Temperley a su casa Palermo, dónde viven desde principios de Agosto. Pero la semana pasada, mientras el marido de Elizabeth lo sacaba a pasear, Boy se escapó y a pesar de que lo buscaron por los alrededores, nunca volvió. “Una amiga me dijo: “mirá si volvió a Temperley”, aunque en ese momento me pareció una locura y me reí”, expresó la mujer al Diario Clarín.

Pero sin embargo, su amiga tenía razón: Boy caminó 27 kilómetros hasta su vieja casa de Temperley, donde vivió toda su vida. Elizabeth dio aviso a los vecinos de barrio de su madre sobre la desaparición del perro y unos días después, la llamaron para avisarle que Boy efectivamente estaba sentado en la puerta de la casa de su casa. “No puedo explicar cómo llegó allá, definitivamente fue el instinto”, dijo Elizabeth, al comentar que el perro no tenía ningún tipo de lesiones y sabía perfectamente dónde quedaba la casa de su querida humana.

Cuando Boy llegó finalmente a Temperley, fue cuidado por los albañiles que se encontraban haciendo arreglos en el interior de la casa, ya que le dieron agua, comida y advirtieron que se encontraba totalmente sano.

Sin dudas, el instinto animal y los lazos de amor traspasan los kilómetros, ya que Boy pudo haber sido mudado de barrio, pero no de corazón.

 

Sin Comentarios