Gran Danés

El Gran danés, Dogo Alemán o Alano Alemán es una raza canina conocida por su gran tamaño y personalidad delicada, considerado como el «Apolo entre todas las razas» por la Federación Cinológica Internacional.
El Gran danés, aun siendo una raza gigante, no debe ser torpe en su andar y movimientos. Su carácter debe ser amistoso y nunca tímido. Los machos deben ser de constitución más fuerte que las hembras.
Su constitución es fuerte y musculosa; no es ni ligera ni doble. La forma de los machos es cuadrada; es tan alto como largo. A las hembras se les “permite” ser ligeramente más largas que altas. La distancia de la cruz a los hombros es igual que de los hombros al suelo.

El Dogo alemán reúne en su aristocrática apariencia general, una estructura grande y bien dotada. Su altura puede llegar a los 2,10 metros sobre dos patas ; sus mejores cualidades son la fidelidad, orgullo, fuerza y elegancia. A simple vista llega a intimidar pero en casi todos los casos es un perro de excelente compañía proveedor de cariño hacia sus amos. Combina perfectamente rasgos duros con el temperamento especial y único en su raza.

Color
La FCI permite cinco colores:
Arlequín: color blanco con parches negros. El Gran danés es la única raza que muestra este patrón de color en su pelaje.
Atigrado: leonado y negro en un patrón a rayas.
Azul: gris acero oscuro, permitiéndose marcas blancas en pecho y patas.
Leonado: color amarillo dorado con máscara color negro. Las cejas y bordes de los ojos deberán ser negros, mientras que las orejas y la punta de la cola pueden ser más claros.
Negro: negro azabache puro, permitiéndose marcas blancas en pecho y patas.
Ocasionalmente se presentan otros, pero al no estar aceptados en exposiciones no son buscados por los criadores. Estos colores incluyen entre otros el «merlado», gris con parches.

La ficción ha hecho que sea uno de los perros más conocidos para el público general. El personaje Scooby Doo es un gran danés.

Sin Comentarios