Chow Chow

El Chow Chow es una raza de perro originaria de China. El origen del nombre « chow chow » provendría de la inscripción mandarina « mercancía diversa »que fue marcada sobre las cajas que contenían los primeros perros de esta raza exportados desde china a Inglaterra. Hacer derivar la palabra de un redoblamiento del término « chow » que significa « alimento » porque esta raza de perro se cocía en China, es inexacta ya que el término para describir este perro en mandarín es « sōngshī quǎn » que significa « perro-león hinchado »

El Chow Chow es un perro de cuerpo robusto que va a la par de su amplio cráneo y sus pequeñas orejas triangulares levemente redondeadas en la punta y las lleva separadas con la punta ligeramente inclinada hacia delante las cuales siempre están erguidas. Sus ojos son oscuros, desde marrón a negro siempre pequeños, de forma almendrada. La nariz es completamente negra y ancha excepto en los Chow de color crema y blanco, en los cuales se admite el color rosa. La boca es fuerte y ancha.

Tienen un movimiento característico en “zancas”, debido a la peculiar conformación de sus patas traseras, las cuales carecen de ángulo, y le hace que parezca que camina sobre zancos. Es un perro de movimiento ágil y balanceado. Uniendo las patas en paralelo dos a dos en el movimiento. Esta raza tiene un pelaje muy denso que puede ser áspero o suave, el cual se acumula en mayor cantidad en su cuello, dándole su distintiva gola o crin. Su pelaje puede ser de color rojo, negro, azul y crema.

Los que tienen pelaje multicolor o con manchas se consideran fuera de los estándares de la raza. Los chow chow son distinguidos por su inusual lengua de color negra-azulada ó púrpura y fuertes piernas. El gen para la lengua negra-azulada/púrpura suele ser dominante en esta raza, y también lo suele ser en las razas mezcladas provenientes de un Chow Chow. Dice una leyenda: Cuando los dioses colocaban las estrellas en el firmamento caían trozos de cielo que el Chow Chow iba lamiendo, desde ese día tiene la lengua azul. Los Chow-Chow son agresivos con los niños.

Hoy en día, el Chow Chow es comúnmente un perro de compañía. Su fuerte sentido de propiedad sobre sus hogares con su algunas veces intrigante acercamiento hacia los extraños puede ser mal interpretado por aquellos que no pertenecen a su familia. Sin embargo, sus muestras de timidez y agresión no son características de ésta raza. Los especímenes del sexo opuesto usualmente cohabitan con menos tensión que con aquellos del mismo sexo, pero no es raro ver a Chow Chows de diferentes sexos vivir juntos pacíficamente. Los Chow Chow son extremadamente leales a su familia y les cuesta cambiar de amo.

El Chow Chow generalmente muestra afecto solo a las personas que conoce, así que los visitantes no deberían presionarlos físicamente ya que no aceptarán inmediatamente a los extraños tan rápido como lo hacen con los miembros de su familia.
Los Chow Chow no son una raza muy activa. La vida en un apartamento les viene muy bien, si se les da la oportunidad de hacer suficiente actividad física diariamente. El Chow chow puede parecer independiente por casi todo el día, manteniendo una cómoda distancia de los demás mientras está acostado, o viendo caminar a los extraños en la entrada. Los dueños deben dar caminatas diarias junto a su Chow Chow, así sea en un pequeño lugar, para así conocer sus necesidades físicas y mentales.

A pesar de que el Chow Chow muestra poca energía la mayoría del tiempo, necesita una rutina para poder explorar su entorno y así mantener un carácter cariñoso. El comportamiento típico de un Chow Chow se asemeja más al de un gato doméstico que al de un perro, por su limpieza y su enigmático carácter.

Sin Comentarios